A veces el problema de una mala mordida no está en los dientes si no en los huesos que sustentan.Si el tamaño o la posición de estos huesos no tienen una relación adecuada, los dientes no encajan bien.

Mientras exista crecimiento, se puede actuar en estos huesos mediante tratamientos ortopédicos. Estos tratamientos tienen sus limitaciones y solo pueden aplicarse durante un periodo de tiempo determinado, por eso es importante detectarlos precozmente.

Existen una gran variedad de aparatos ortopédicos que podemos usar para conseguir una correcta relación en el desarrollo de ambos maxilares: Disyuntores para conseguir ensanchar el maxilar, aparatos funcionales de avance mandibular, máscaras faciales para avanzar el maxilar…

 
1805
OLYMPUS DIGITAL CAMERA